EE.UU.-El virtual candidato republicano para las elecciones de noviembre en Estados Unidos, Donald Trump, aseguró hoy que podría ganar la Presidencia sin el apoyo de su partido si fuera necesario, ante los informes sobre una campaña interna paradesbancarle en la convención que se celebrará el próximo mes.

“Estaría muy bien si los republicanos se mantienen unidos”, ha dicho Trump en una entrevista emitida hoy por la cadena NBC News, pero recordó que él es “un candidato diferente” a los que tradicionalmente han representado a ese partido.

“Creo que puedo ganar de cualquier forma. Puedo ganar de una forma o de la otra. Gané las primarias sin ellos. Soy alguien que viene de fuera y gané las primarias”, añadió al ser preguntado por la posibilidad de perder el apoyo del núcleo del partido.

El diario The Washington Post informó el viernes de que “docenas” de republicanos opuestos a Trump están trazando un plan para evitar que se convierta en el candidato del partido en la convención que se celebrará dentro de un mes en Cleveland (Ohio), mediante cambios a las reglas que rigen la reunión del partido.

Trump calificó ayer de “ilegal” ese plan, y sugirió que se trataba de una información “falsa” e “inventada por la prensa”.

“Primero de todo, es ilegal.

Segundo, no pueden hacerlo. Tercero, nosotros, no yo, tenemos casi 14 millones de votos en el sistema de las primarias”, afirmó Trump desde Las Vegas.

Paul Ryan lo defiende

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, aseguró en una entrevista emitida también hoy por NBC News que él sigue respaldando a Trump, pero no puede forzar a otros miembros de su partido a hacer lo mismo.

“Él ganó las elecciones (primarias). Los votantes lo eligieron. Eso es lo que decidieron. Y no es algo que yo pueda controlar”, sostuvo Ryan, que ocupa el tercer cargo político más importante de EEUU.

“Pero lo último que yo haría es decirle a nadie que haga algo que vaya en contra de su conciencia. Entiendo que esta es una situación muy extraña. Este es un candidato fuera de lo común”, agregó.

Después del tiroteo del 12 de junio en Orlando (Florida), que dejó 50 muertos -incluido el atacante- y 53 heridos, Ryan criticó el llamamiento de Trump a prohibir temporalmente la entrada de musulmanes en el país, y en otras ocasiones también se ha desmarcado de las opiniones del magnate.

“Si hace o dice algo con lo que yo no esté de acuerdo, que yo crea que arroja una mala sombra sobre el conservadurismo, voy a denunciarlo como ya he hecho”, afirmó Ryan.

“Pero imagínese que el presidente de la Cámara de Representantes no apoya al nominado debidamente elegido en nuestro partido, creando por tanto un cisma en nuestro partido que nos parte por la mitad”, subrayó.

Aunque él será el presidente de la convención republicana, Ryan insistió en que no es su “trabajo decirles a los delegados lo que tienen o no tienen que hacer, ni opinar en cosas” como la posibilidad de que algunos de ellos puedan votar en contra de Trump basándose en su “conciencia”.

“Ellos (los delegados) escriben las reglas. Ellos toman sus decisiones”, zanjó