El diputado y alcalde electo por San Cristóbal, Nelson Guillen, dijo que su futura gestión municipal encontrará un ayuntamiento devastado y con una deuda que no podrá pagar en los próximos 4 años.

Aunque no especificó los montos de la supuesta deuda, dijo que es muy alto el endeudamiento del ayuntamiento de San Cristóbal y aseguró que no habrá “borrón y cuenta nueva”, debido a que el cabildo actualmente no cuenta con equipos para la recolección de basura.

A propósito de las citaciones hechas por la Procuraduría Especializada en Persecución de la Corrupción (PEPCA) al actual alcalde de Santiago, Gilberto Serulle, y de San Cristóbal, Raúl Mondesí, Guillen dijo que si el ex pelotero tuvo libertad para violar la ley debe tener responsabilidad para asumir la justicia.

A Mondesí se le investiga por un alegado desfalco que supera los 200 millones de pesos.

Este lunes mientras era interrogado en el PEPCA un dealer le incautó una yipeta que, según se dijo, ha dejado de pagar.

No se informó si el vehículo es propiedad de Raúl Mondesí, quien declaró al PEPCA que era multimillonario antes de ser alcalde, o si por el contrario la lujosa yipeta pertenece a la flotilla del Ayuntamiento de San Cristóbal.