La Habana-Cuba.-El Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias –FARC- firmaron este jueves un trascendental pacto que constituye el principio del fin de más de medio siglo de conflicto armado.

El acuerdo firmado en Cuba incluye el cese al fuego bilateral y definitivo, la dejación de armas, garantías de seguridad y mecanismo de refrendación de los acuerdos de paz.

Tras ser suscrito por los negociadores del gobierno y de la guerrilla y los representantes de los países garantes y acompañantes, el presidente de Cuba, Raúl Castro, entregó el documento a su homólogo colombiano Juan Manuel Santos y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño “Timochenko), quienes se estrecharon las manos entre fuertes aplausos.

Los delegados de los países garantes, Cuba y Noruega, anunciaron el acuerdo, en presencia del presidente colombiano Juan Manuel Santos, el máximo jefe de las FARC Rodrigo Londoño o “Timochenko” y el secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon, entre otras personalidades.

Santos ha dicho que la ONU servirá de garante para que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entreguen hasta la última de sus pistolas.

“La paz es posible; ahora vamos a construirla”, dijo Santos para finalizar su discurso en La Habana, Cuba.

Adelantó Santos que el acuerdo definitivo se firmará en Colombia.

Cifras oficiales dan cuenta de que las FARC tienen en sus filas a unos 7.000 combatientes en armas.

Desde fines de 2012, la administración de Santos y las FARC llevan adelante en la capital cubana un proceso de paz para tratar de poner fin a más de medio siglo de conflicto armado interno.