El Ministerio de Salud Pública negó que se haya producido una rotura del diálogo con los médicos, e informó que avanzan las negociaciones iniciadas el pasado 10 de febrero entre las autoridades sanitarias y varios gremios del sector para alcanzar acuerdos que sirvan de base para la mejoría del servicio que reciben los pacientes.

La más reciente reunión se produjo entre autoridades de Salud y la Asociación Farmacéutica Dominicana, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enfermería (Sinatrae) y con la Asociación Nacional de Trabajadores, Técnicos y Personal de Apoyo de la Salud (Sinatesa), en la que se progresó en varios temas.

Entre los puntos abordados estuvieron reivindicaciones del gremio relativas a pensiones dignas, seguro médico, incentivos por lejanía y la corrección de distorsiones salariales para adecuarlos conforme a la función que desempeña cada profesional o técnico organizados en dichos gremios.

Además, el nombramiento del personal contratado que en la actualidad cobra por el desmonte de la cuota de los hospitales, así como iniciar un proceso de revisión y cambio de designación para aquellos servidores del sector que se hayan profesionalizado.

Del mismo modo se procederá a convertir en empleados fijos a las enfermeras, farmacéuticos y empleados administrativos que integran la nómina de cuota, debido a que ese personal cobraba de los ingresos que generaba la desmontada cuota de recuperación.

Los dirigentes gremiales explicaron que el acuerdo implicaría la inclusión en la nómina formal de trabajadores y técnicos que prestan sus servicios a las instituciones de salud, con lo que se sustituirá la modalidad de cuota formalizada.