El presidente Danilo Medina entregó 1,532 títulos definitivos de solares a familias de San Francisco de Macorís y Bonao, beneficiando a 7, 465 personas, en una área de 744 mil metros cuadrados.

Los solares están ubicados en los proyectos agrarios AC-181, Presidente Antonio Guzmán Fernández, San Francisco de Macorís, con 328 mil metros cuadrados, en las comunidades La Amarga y Aguayo;  y el AC-001, San Isidro Labrador, Juma, Bonao, con 416 mil metros.

El primer acto fue realizado en San Francisco de Macorís en el que fueron entregados un total de 900 títulos definitivos de solares, los cuales representan una superficie de 328 mil metros cuadrados, para beneficiar igual número de familias, con una carga de 4,305 personas. Mientras que en Bonao fueron entregados 632 títulos.

El director del Instituto Agrario Dominicano (IAD), Emilio Toribio Olivo, destacó el esfuerzo del Jefe de Estado por hacer de la titulación definitiva una realidad.

Toribio Olivo llamó a las familias a no vender sus terrenos “resistan cualquier intento de traspasarlas por dinero, pues el dinero se acaba en un instante sin resolverles los problemas fundamentales, esas propiedades que tienen constituyen la garantía y el soporte para asumir el presente y el futuro con mayor determinación y firmeza’’, proclamó.

El director del IAD reveló que los beneficiados pertenecen a la  comunidad de San Isidro, y forman  parte del  asentamiento campesino número 001, Juma, el cual fue inaugurado en julio  del año 1962.

“Los solares titulados en Bonao, están ubicados en el primer asentamiento agrario que realizara el profesor Juan Bosch, en cuyos terrenos fueron construidas 147 viviendas en el 1963 y más de 53 años después obtienen sus propietarios el documento que los acredita como sus legítimos dueños” señaló Olivo.

Puntualizó Toribio Olivo que la institución que dirige, en estricta coordinación con la Comisión Nacional de Titulación Definitiva, ha preparado una plataforma de trabajo para hacer de la titulación definitiva lo que nunca se ha hecho.

Explicó que este plan de trabajo descansa en la participación de los equipos técnicos y de apoyo del IAD y la Comisión, que les permite cumplir con las obligaciones contraídas con este programa y bajo el apoyo financiero del Gobierno Central.