La Corte de Apelación de San Juan de La Maguana ratificó este viernes en todas sus partes, la sentencia que condena a 20 años de prisión a Diana Batista Céspedes, por el incendio ocurrido en una vivienda el 28 de enero del 2012 en la comunidad de Santana, municipio  Tamayo, provincia Bahoruco, donde murieron cuatro personas.

Según publica el blog playero digital, la sentencia también contempla al pago de 20 millones de pesos de indemnización.

De acuerdo a este portal, La Corte acogió el pedimento del Ministerio Público y las partes civiles, quienes solicitaron la ratificación de la condena emitida por el Tribunal Colegiado del Juzgado de Primera Instancia del  Distrito Judicial de San Juan de la Maguana por violación de los artículos 59, 60, 265, 266, 295, 296,  297, 298, 302, 434 y 435 del Código Penal Dominicano en perjuicio de los señores Andrés Brito Casilla, Altagracia Serrano, Romency Domingo Brito Novas y Rossibel Brichel Brito, quienes fallecieron en dicho incendio.

Batistas Céspedes, quien fuera extraditada desde la ciudad de Madrid, España, y que guarda prisión preventiva en la cárcel Pública de Najayo Mujeres, fue representada por Félix Portes Núñez, quien luego de la ratificación de la referida sentencia escenificó una calurosa discusión con el personal administrativo del palacio de Justicia porque la referida sentencia no estuvo a mano a la hora de su partida,  por lo que llamó ineptos a los representantes administrativos, los cuales tuvieron que responder sus agresiones verbales.

En tanto que la parte civil, representada por los abogados Domingo De los Santos Marte, Hidalgo Rocha Reyes y Praede Olivero Féliz, valoraron como justa la ratificación de dicha sentencia por el grado de complicidad y compromiso que tenía la imputada Diana Batista Céspedes  en la comisión de los hechos y manifestaron que donde quiera que se entienda que ellos puedan enarbolar la bandera de la justicia, acudirán en busca de la misma porque asesinatos de esa naturaleza no pueden quedar impune.

La corte estuvo precedida por los magistrados Manuel Antonio Ramírez Suzaña, Juan Francisco Sierra Medina y Cecilia Piña Bello.  

En el incendio de la vivienda murieron calcinados  los ancianos Altagracia Serrano Alcántara, 80 años, y Andrés Brito, de 82, el joven de 18, Romeisis Brito Novas, y la niña de cinco años, Brichel Brito Novas, y resultó con quemadura de distintos grados  la madre de la niña, quien también dormía en la casa, la madrugada del 28 de enero del 2012.