El Séptimo Juzgado de la Instrucción  ratificó este viernes la medida de coerción al ex coronel de la Policía Nacional (PN), Rafael Herrera, chofer implicado en el asesinato del ex rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) Mateo Aquino Febrillet.  

La esposa del rector asesinado, Rita Yomary Solís y su abogado José Parra piden pena máxima de 30 años para los culpables del asesinato.  

“Yo quiero medidas drásticas para los culpables de la muerte de mi esposo, lo que yo pido son 30 años sin contemplación y todo aquel que esté implicado que pague”, afirmó Rita Solís.  

Parra informó que Herrera presenta como arraigo una ieepeta de la PN y el vehículo fue importado por la Policía de acuerdo a certificación obtenida. 

“Yo no me imagino cómo esta institución que tiene una  situación tan precaria, le asignó a ese imputado esa ieepeta y aún la posee” expresó Parra.  

Además dijo que la Policía deberá explicar porque le asignó ese vehículo a un coronel retirado y por qué tiene un alto nivel de protección.   

Herrera fue quien supuestamente planeó como desaparecer la pistola utilizada para ultimar a Febrillet, alegó Parra.