Con la ternura de docenas de pequeñines desde cinco años, otra apreciable cantidad de entusiastas niñas, la vitalidad de una mayoría de chicos de hasta los 16, más un alentador mensaje del presidente del Club Atlético Licey, licenciado Miguel Ángel Fernández, se dio inicio este lunes 4 de julio a la quinta edición del “Licey Summer Camp” en el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

El verdor del césped del legendario parque se tiñó de azul al recibir a los participantes en el Campamento de Béisbol de Verano 2016 de los Tigres del Licey, que acoge a nacionales y extranjeros en esta nueva cita en tiempo de vacaciones escolares, para que tengan la oportunidad recibir instrucciones o profundizan sus conocimientos con los consejos de los coaches del glorioso equipo profesional de la pelota dominicana.

“Queremos darles las gracias a los padres y madres por honrarnos con la  presencia de sus hijos y permitirnos llegar a ellos para tratar de que salgan de aquí mejores seres humanos, con los valores de la comprensión, de la hermandad, de la ayuda y del compañerismo”, inició el licenciado Fernández dando la bienvenida a decenas de padres y madres que acompañaron a sus hijos y que arrancó a las 9:00 en punto con la invocación religiosa por el niño Ian Vargas.

Agradeció a los patrocinadores del campamento, que encabezan Pepsi y La Sirena, así como Malta Morena, compotas Heinz, snacks Yummies, Sobrino de Cortés Hermanos, Cruz Roja Dominicana, Villar Hermanos, Snapple, Helados Bon, Bizcochitos Esponjosos, Banco BHD León y yogur Yoplait.

Por igual agradeció, “a los muchachos que son los protagonistas de este campamento”, a todo el staff y a todas las personas que han trabajado muy fuerte, incansablemente, “para que en el día de hoy sea una realidad”.

El presidente del Licey deseó a los chicos todo lo mejor, que aprendan, que es una oportunidad que tienen en sus vidas, que agradezcan a sus padres por todo el sacrificio que hacen para que estén en este campamento.

“Aprovechen, aprendan, disfruten, sean felices, busquen un sueño. Con muchos sacrificios, con mucho trabajo, los sueños pueden convertirse en realidad: así es, que les exhorto a todos hoy, a que luchen por sus sueños”, reiteró el presidente en presencia del integrante de la directiva del Licey, licenciado Rafael Úbeda Heded; del exgerente general y miembro del staff de Operaciones de Béisbol, Fernando J. Ravelo; y el director ejecutivo de la Liga de Béisbol, Jorge Torres.

“Si ustedes quieren ser peloteros, si quieren llegar a la universidad con una beca jugando béisbol, lo pueden lograr, pero, eso lleva mucho esfuerzo, mucho enfoque y mucho sacrificio”, cerró Fernández su exhortación.

Joseph Atherly Dipré, un espigado joven infante que acude por quinto año (todos) al “Licey Summer Camp”, tomó el juramento deportivo a todos sus compañeros, que luego posaron para la gran foto y a seguidas, divertirse a con el béisbol como medio.