El tenista suizo Roger Federer mantuvo viva su búsqueda de un histórico octavo título de Wimbledon, al vencer el miércoles en cinco sets al croata Marin Cilic y avanzar a semifinales del tercer Gran Slam de la temporada.

El ex número uno del mundo se impuso con parciales de 6-7, 4-6, 6-3, 7-6 (11-9) y 6-3 para seguir a la caza del décimo octavo título de Grand Slam de su laureada carrera, una búsqueda que ya se extiende por cuatro años.

Todas esas expectativas parecían encaminadas a la basura cuando Cilic quedó a un punto de la victoria tres veces en un dramático cuarto set, pero tres servicios descomunales mantuvieron a Federer con vida en el partido.

Luego, el suizo mostró algunos de los golpes que lo han convertido en el tenista más exitoso de la historia para quedarse con el “tie-break” por 11-9.

Un “ace” en su primer punto de partido le permitió al tercer cabeza de serie en el césped londinense rematar un choque extremadamente duro y alcanzar su undécima semifinal de Wimbledon.

“El sueño continúa, no podría estar más feliz (…) Estoy realmente muy contento”, dijo Federer en una entrevista en la cancha tras meterse por cuadragésima vez en la ronda de los cuatro mejores de un Grand Slam.

Federer enfrentará por un lugar en la final a otro gran servidor, el canadiense Milos Raonic, sexto preclasificado, que más temprano derrotó al estadounidense Sam Querrey por 6-4, 7-5, 5-7 y 6-4.

(Reporte de Pritha Sarkar. Editado en español por Rodrigo Charme) Reuters