Fue un oficial de la Policía Nacional, perteneciente a la Comandancia Regional Nordeste,  quien alegadamente disparó contra el niño Jhelden Acosta Carrasco de cuatro años, quien murió posteriormente.

El menor  iba en el interior de un vehículo junto a un hombre, quien alegadamente se desmontó a orinar frente al cementerio de la comunidad de La Peña.

El oficial, que fue hoy sometido a la justicia, tras el proceso de investigación realizado por los organismos policiales fue identificado como el segundo teniente Gerardo Mateo, quien al parecer confundió a los ocupantes del vehículo luego que su conductor se desmontó a orinar. Al parecer el agente lo confundió con un delincuente.

El sometimiento  del oficial fue dispuesto por el jefe de la Comandancia, general de Brigada, Ciriaco Núñez, quien dijo que no permitirá que se produzcan este tipo de acción.

En principio se informó que el menor había sido herido por desconocidos, pero luego del proceso de investigación realizado por la uniformada tras comentarios en la comunidad de que había sido el oficial que disparó se dispuso una minuciosa investigación.

El menor falleció EL lunes en el hospital Arturo Grullón de la ciudad de Santiago, donde fue llevado con una herida de bala en la cabeza.

Jhelden Acosta Carrasco era hijo de la señora Yoseli Carrasco Hernández y murió al presentar herida de bala en la región occipital con exposición en el tejido encefálico según diagnóstico.