El ministro Interior y Policía, José Ramón Fadul (Monchy), expresó que son racistas quienes critican que se extienda por un año la vigencia de los carnés a los extranjeros que vencen a partir del 17 de este mes y argumentó que si los extranjeros fueran en su mayoría “rubios y de ojos verdes” los aceptarían sin protestar.

El funcionario hace el señalamiento luego de que Pelegrín Castillo, ex candidato presidencial de la Fuerza Nacional Progresista, y la doctora Gladys Félix, presidenta del Movimiento Los Hijos de Duarte, advirtieran que con esa decisión de las autoridades vulnera la soberanía dominicana y viola la Constitución de La República.

Hablando en el Palacio Nacional, donde fue abordado por los reporteros que cubren esa fuente noticiosa, Monchy Fadul recordó que el Gobierno ya tiene el reconocimiento facial, los nombres y  localización de las personas que lograron un estatus migratorio regular en el país.

También expresó que Haití es un país amigo y que son 10 millones de habitantes igual que República Dominicana, “la isla tiene 20 millones de habitantes”.

Castillo había señalado que el Gobierno viola gravemente la Constitución de la República al ceder a presiones foráneas para otorgar prórroga de un año a los haitianos inscritos en el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE), el cual según dijo está plagado de irregularidades.

Deploró que el recién designado arzobispo metropolitano de Santo Domingo, Francisco Ozoria, respaldara esa medida que consideró socava aún más “la débil institucionalidad” que existe en esa materia.