El Ministerio de Interior de Francia reveló este viernes que aumentó a 84 la suma de personas fallecidas como consecuencia del atentado ocurrido anoche en la ciudad de Niza, mientras que unos cincuenta niños se encuentran hospitalizados con heridas importantes, tras ser alcanzados por el camión asesino.  

De acuerdo al último reporte ofrecido por las autoridades de salud de esa localidad, al menos dos infantes fallecieron en momentos en que se les practicaban intervenciones quirúrgica por lo que se hacen ingentes esfuerzos a fin de evitar que otros de los afectados mueran.   

Las autoridades no han dado datos desglosados sobre cuántos son los niños que murieron por el camión que arrolló a una multitud que asistía en el paseo de los Ingleses de la capital de la Costa Azul a los fuegos artificiales con motivo de la Fiesta Nacional francesa.

Interior se ha limitado a señalar que, además de los fallecidos, 18 personas se encuentran en estado crítico, una cincuentena tenían heridas leves y otras 120 personas habían tenido que ser atendidas por los servicios de urgencia.

Las informaciones indican que durante el atentado, el agresor murió abatido a tiros por agentes policiales en medio de la fiesta nacional de Francia, que sacudió a un país que aun asimilaba dos oleadas de atentados en Paris en las que murieron 157 personas el año pasado. EFE.