Un abogado y propietario de bancas de loterías mató a un raso de la Policía, en medio de un incidente por el choque de un vehículo en La Romana, donde otras tres personas resultaron heridas.

El raso Jorge Almánzar Mejía,  de 23 años de edad, murió por impactos de bala que les hizo el abogado Wilson Herrera (Bobo),  de 38 años. 

El informe policial estableció que se trató de un problema de tránsito, y no pasional, lo que terminó con la vida del raso policial, en el suceso ocurrido en la mañana de este miércoles, cerca del  Monumento de La Rotonda.

Dice que la víctima estaba adscrita a la 26 Unidad de la Dirección Regional Este de la uniformada y no estaba de servicio al momento del suceso.  

El hecho resultó herido de bala Juan Santiago Encarnación Matos, de 30 años, quien acompañaba a Almánzar Mejía y quien habría dicho a los investigadores que compartía tragos con el agente en momentos en que el victimario chocó con su carro Honda Accord a otro vehículo Hyundai Sonata, en el cual iban cuatro mujeres que supuestamente conocieron en un hotel de la ciudad.

La versión indica que cuando las mujeres dieron la voz de alerta, el policía se acercó a reclamar y que fue “en esa circunstancia que Herrera hizo los disparos que provocaron la muerte al raso y la herida que él presenta en el codo”, señala el informe del departamento de prensa y relaciones públicas de la regional Este de la Policía.

El abogado Wilson Herrera, quien fue arrestado en el municipio Guaymate, admitió la comisión del crimen porque tras el choque le habrían lanzado  piedras y el herido sacó una escopeta, arma que está en poder de las autoridades.

Herrera se dedica al negocio de los juegos de azar a través de la “Banca Herrera”.