Berlín.-Un médico del hospital universitario Benjamin Franklin de Berlín murió este martes tras ser tiroteado por un antiguo paciente, que posteriormente se suicidó.

El médico, tras recibir los disparos, fue atendido en el mismo hospital Benjamin Franklin, situado en el suroeste de Berlín, donde no se pudo hacer nada para salvarlo.

La policía aseguró que, tras la muerte del atacante, la situación está bajo control.

“No tenemos indicios de que haya otros heridos o de que haya otros atacantes”, dijo la policía a través de Twitter.

Asimismo, la policía local pidió esperar informaciones oficiales y no fomentar rumores y conjeturas.

“Lo ocurrido en los últimos días muestra la importancia de no alimentar conjeturas”, dijo la policía en un twitt.

Actualmente la policía busca aclarar las circunstancias en que ocurrió el crimen y el trasfondo del mismo.