Diez meses después de estar a punto de perder la vida por una sobredosis, Lamar Odom vuelve a las andadas. Hasta tal punto es preocupante su salud que su padre biológico, Joe Odom ha alertado sobre la “crítica situación” en la que se encuentra su hijo.

“Podría morir en cualquier momento, ahora solo Dios puede salvarle”, decía el apesadumbrado progenitor, que llevó a cabo hace años su propia lucha para salir del mundo de la heroína.

En una entrevista a Radar Online, el padre del dos veces campeón de la NBA ha alertado sobre la situación del exdeportista, que hace apenas unas semanas cogía un vuelo a Nueva York después de que su todavía mujer, Khloé Kardashian cerrara cualquier probabilidad de reconciliación.

Joe asegura que el estado crítico en el que se sumió Lamar tras ser hallado inconsciente en un burdel de Las Vegas le provocó una profunda depresión.

“Si tuviera que darle un consejo a Lamar le diría que fuera por el buen camino, que se alejase de las malas compañías y que le pida ayuda a Dios para poder rezar.

Es lo único que le queda”, sentenció Joe, palabras que demuestran que la familia se ha dado por vencida en esta batalla, lo mismo que le sucedió hace unos meses a la hija de Kris Jenner cuando encontró una pipa de crack en el apartamento que le alquiló para su recuperación. Datos de EP utilizados