El ex miembro del Concejo del poder judicial, Francisco Arias Valera, abandonó La tarde de este lunes la sede de la Nunciatura Apostólica, ubicada en la avenida Máximo Gómez, esquina César Nicolás Penson de Santo Domingo, donde había permanecido durante varias horas, en busca de asilo.

Así lo informó su abogado Carlos Balcácer, quien dijo que su defendido Arias  Valera  acogió la recomendación que él le había hecho de salir de la Nunciatura y acudir a juicio a demostrar su inocencia.

 “Me comuniqué en la tarde de hoy con mi cliente, quien me dijo que acogió mi pedido y decidió abandonar la sede de la Nunciatura” expresó Balcácer.

Arias Valera había alegado que estaba recibiendo presiones para firmar un acuerdo donde se hiciera responsable de una  supuesta estructura mafiosa que existe en el Poder Judicial.

Dijo que dentro de ese plan orquestado en su contra estarían el  presidente Danilo Medina, el presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Concejo del Poder Judicial, Mariano Germán Mejía y el presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, razón por la que había solicitado que se aceptara su asilo en esa Nunciatura y que se protegiera a su esposa.

Indicó que con el acuerdo se buscaría  que él incrimine en esa estructura al ex presidente Leonel Fernández y al ex procurador general de  la República, Radhamés Jiménez Peña, a lo que dijo nunca se prestará, porque nunca ocurrió.