El petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó este lunes un 3,03 % y cerró en 47,05 dólares el barril, rompiendo así su racha alcista de los últimos siete días.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en septiembre cayeron 1,47 dólares respecto al cierre anterior.

El llamado “oro negro” dejó atrás sus siete cierres consecutivos en verde tras conocer los planes de China de alentar las exportaciones de refinados, así como un nuevo aumento de refinerías en EE.UU. por octava semana consecutiva.

El petróleo de referencia en el país había cosechado su nivel más en más de un mes y medio en la última sesión impulsado por las especulaciones la última semana de restricciones de la producción para evitar la sobre oferta en la próxima reunión de países productores de petróleo (OPEP).

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en septiembre, los de más próximo vencimiento, retrocedieron 3 centavos hasta situarse en 1,48 dólares el galón.

Finalmente, los de gas natural con vencimiento en ese mes, subieron cerca de 9 centavos hasta 2,67 dólares por cada mil pies cúbicos.