República Dominicana-El designado arzobispo de la Arquidiócesis de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria Acosta, llamó a los sacerdotes a ser más trabajadores, durante una eucaristía ofrecida en el Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino, donde dejó iniciado el año de formación de diáconos.

Durante la homilía, monseñor Ozoria detalló su concepción sobre la formación sacerdotal a través de un documento de cinco puntos titulado “El sacerdote que queremos”.

“Nuestra tarea como sacerdotes es santificar al pueblo de Dios, entonces debemos ser santos en la vida y en el trabajo, porque si no vivimos en santidad no podremos santificar a otros. El sacerdote debe llevar una vida de intimidad con Dios”, explicó el religioso.

De igual modo, Ozoria Acosta llamó a los aspirantes a sacerdotes a tener más disposición y a aplicar los cinco puntos desde el seminario, y así poder lograr la misión de acercarse más con el pueblo de Dios.

Consideró además, que el oficio sacerdotal debe ser vivido en cuerpo y alma y  advirtió que de no llegar a este punto se estaría perdiendo el tiempo.

Monseñor Francisco Ozoria Acosta asumirá la dirección de la Arquidiócesis Primada de América el 10 de septiembre, durante dos actos que se realizarán ese día en la Catedral y en el Palacio de los Deportes.