• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
28 de Septiembre, 2020
Por:  - miércoles 24 agosto, 2016

BC informa un crecimiento económico de 7.4% en primer semestre del 2016.

El Banco Central de la República Dominicana informó este miércoles que las cifras preliminares del Producto Interno Bruto (PIB) real arrojan un crecimiento de 7.4% en los primeros seis meses del año, impulsado por una notable expansión interanual de 8.7% en abril-junio 2016. 

El informe dice que estos resultados reflejan que la economía continúa creciendo por encima de su potencial y de lo contemplado en el Marco Macroeconómico para este año, posicionando al país como líder del desempeño económico de la región latinoamericana. 

“Este comportamiento del período enero-junio, en términos de valor agregado real, se explica por la expansión en actividades como Construcción (17.7%), que por 12 trimestres consecutivos ha sido la de mayor incidencia, así como por Minería (25.1%), Intermediación Financiera (11.0%), Salud (9.5%), Agropecuaria (8.0%), Otras Actividades de Servicios (7.2%), Enseñanza (7.0%), Comercio (6.2%), Manufactura Local (6.0%), Transporte (5.1%) y Hoteles, Bares y Restaurantes (4.9%). Estas actividades en conjunto explican aproximadamente el 84.3% del crecimiento de la economía dominicana en el referido período”, dice el informe del BC. 

Agrega que la actividad Minería, que estuvo rezagada en el 2015, registró una expansión interanual de 25.1%, principalmente por el aumento en la producción de oro, plata y cobre; con incrementos de 18.2%, 64.8% y 80.2% respectivamente, y del reinicio de operaciones de extracción de ferroníquel a partir de abril, las cuales estaban paralizadas desde finales de 2013. 

Por otro lado, el crecimiento de 4.9% en términos de valor agregado real de la actividad Hoteles, Bares y Restaurantes, estuvo sustentado fundamentalmente por el aumento de 6.5% en la llegada de pasajeros no residentes en el primer semestre del año, al arribar 3,043,154 viajeros, de los cuales el 87.6% corresponde a turistas extranjeros y 12.4% a dominicanos no residentes. Las principales regiones de procedencia de los visitantes que llegaron al país en el primer semestre del año, fueron América del Norte (61.6%), Europa (21.4%) y América del Sur (12.6%).

Asimismo, los datos más recientes del flujo de pasajeros reflejan que en el mes de julio del año 2016 arribaron por vía aérea 619,724 turistas, incluyendo extranjeros y dominicanos no residentes, para un crecimiento interanual de 9.0%, lo que constituye una cifra sin precedentes para un mes en específico en toda la historia del turismo dominicano. En este tenor, se proyecta la llegada de unos 6.0 millones de pasajeros no residentes para el cierre de 2016, lo cual representaría más de US$6,500 millones de ingresos por turismo.

En cuanto a la Agropecuaria, en términos reales, el valor agregado registró un crecimiento acumulado de 8.0% en los primeros seis meses del año, luego de una significativa expansión interanual de 12.4% en el segundo trimestre de 2016. Este desempeño obedece en gran medida a los programas de apoyo a los pequeños y medianos productores que ejecuta el Gobierno Central, a través del Ministerio de Agricultura y al crecimiento interanual en 24.3% de los desembolsos del Banco Agrícola, los cuales ascendieron a RD$8,354.1 millones en enero-junio 2016.

El crecimiento de 11.0% que refleja el valor agregado de la actividad Intermediación Financiera estuvo influenciado por la expansión de la cartera de préstamos del sistema financiero consolidado. En este sentido, a junio de 2016 el total del crédito al sector privado registró un crecimiento interanual de 15.0%, para un aumento de RD$107,240.9 millones con respecto al mismo período del año anterior. 

En este resultado resalta el incremento en un 14.1% del crédito a la producción, destacándose el aumento en la canalización de recursos para las actividades económicas de Hoteles y Restaurantes (27.1%), Comercio (21.1%), Construcción (17.8%) y Manufactura (7.2%), así como los préstamos concedidos a las Microempresas (13.8%). De igual forma, se expandieron los préstamos al consumo (16.5%) y adquisición de viviendas (13.4%).

El notable dinamismo de la economía dominicana se refleja consecuentemente en el comportamiento del mercado laboral. Los resultados de la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo (ENFT) correspondientes a abril de 2016 muestran que se generaron 173,402 nuevos empleos en los doce meses transcurridos entre abril 2015 y abril 2016, para un promedio aproximado de 14,450 nuevos ocupados mensuales en el referido periodo. 

Con este resultado, la generación de empleos registrada en los 42 meses transcurridos entre octubre 2012 y abril 2016 alcanzó 436,912 nuevos ocupados.

El incremento en la ocupación se tradujo en una reducción de la tasa de desocupación abierta de 6.0% en abril 2015 a 5.7% en abril 2016. De igual forma, la desocupación ampliada se ubicó en 13.3% en abril de 2016, resultando ser la más baja de las últimas dos décadas.

En el mes de julio, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró una variación mensual de 0.19%, con la cual la inflación acumulada de los primeros siete meses del año alcanzó 0.36%. Asimismo, la inflación interanual, medida desde julio de 2015 a julio de 2016, se ubicó en 1.85%. En sentido general, la baja inflación acumulada del año ha estado influenciada por la caída experimentada en el Grupo Alimentos y Bebidas No Alcohólicas (-2.63%), la cual ha compensado el aumento experimentado en otros grupos como Transporte (2.08%), Vivienda (2.36%), Salud (2.44%), Restaurantes y Hoteles (1.32%), entre otros.

Durante el primer semestre de 2016, el Banco Central mantuvo sin cambios la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 5.00%, vigente desde mayo de 2015. Esta postura de política se sustentó en que las proyecciones y las expectativas del mercado, sugieren que la inflación se ubicaría en torno al límite inferior de la meta para fines del presente año.

En este contexto, la política monetaria contribuirá a que la inflación interanual converja gradualmente al centro de la meta de inflación de 4.0%±1.0% durante el año 2017.

Durante enero-junio 2016, los resultados preliminares de la Balanza de Pagos muestran un escenario favorable, exhibiendo un superávit en cuenta corriente de US$129.9 millones, sustentado principalmente por el dinamismo en los ingresos por turismo y remesas familiares; así como por la sostenida caída en los precios internacionales del petróleo y sus derivados. Se espera que el saldo de la cuenta corriente cierre por debajo de -1.9% del PIB al finalizar el presente año.

Las Reservas Internacionales Brutas cerraron el mes de julio de 2016 en US$5,334.6 millones, lo que equivale a 3.6 meses de importaciones de bienes y servicios, excluyendo las de zonas francas. A su vez, las Reservas Internacionales Netas alcanzaron US$5,333.6 millones al 29 de julio de 2016.

Resulta oportuno aclarar que los resultados de las reservas al cierre de julio no incluyen los US$561.3 millones recibidos el 7 de julio de 2016 por concepto de la colocación de los Bonos Soberanos en los mercados internacionales, en vista de que dichos recursos fueron retirados por parte del Gobierno Dominicano durante el mismo mes de julio para honrar compromisos en dólares contemplados en el Presupuesto Nacional.

Los ingresos de divisas en enero-junio del año 2016 alcanzaron US$11,752.2 millones, para un incremento de 3.2% con respecto al mismo periodo del año 2015 (US$358.9 millones). 

De manera particular, los ingresos del turismo ascendieron a US$3,390.5 millones durante enero-junio 2016, para un crecimiento de 8.2% con respecto a igual periodo del año anterior, debido al incremento combinado del flujo de turistas y el aumento en el gasto promedio.                                                 

En lo que respecta a las remesas, durante el primer semestre de 2016 se recibieron flujos por US$2,590.5 millones, unos US$118.3 millones adicionales con relación a 2015, para un aumento de 4.8%, proviniendo el 70.9% de las mismas de los Estados Unidos de América y un 15.3% desde España.

La inversión extranjera directa alcanzó US$1,091.9 millones al cierre de junio de 2016, para un crecimiento de 8.0%, equivalente a un aumento de US$81.3 millones respecto a igual período de 2015, fundamentalmente en los sectores turismo, bienes raíces, comercio, zonas francas, financiero y minería, evidenciando la confianza de los inversionistas extranjeros en la economía dominicana, esperando que al cierre de año se ubique en torno a su promedio histórico de US$2,400 millones.

En cuanto a las exportaciones nacionales y de zonas francas, las mismas se redujeron en conjunto en 2.1% en enero-junio con respecto al mismo periodo del año anterior, lo cual fue más que compensado por el aumento combinado de los ingresos por turismo, remesas familiares e inversión extranjera directa. 

Las importaciones no petroleras exhibieron un aumento de 4.9% en enero-junio 2016, cónsono con el dinamismo económico durante los primeros seis meses del año, mientras que la factura petrolera presentó una disminución de US$355.0 millones en igual periodo, dada la significativa caída del precio del petróleo y sus derivados, por lo que las importaciones totales experimentaron una reducción de 0.3% en dicho periodo.

La depreciación nominal acumulada del peso dominicano al cierre de julio 2016, fue de apenas 1.0% respecto al 31 de diciembre de 2015. En cuanto a la depreciación interanual del referido período, la misma fue de 1.9%.                 A junio 2016, el Sistema Financiero continúa fortaleciéndose, mostrando adecuados indicadores de suficiencia de capital, calidad de activos, rentabilidad y liquidez, que le permitiría hacer frente a potenciales choques internos o externos. Los activos totales del sector financiero presentan un crecimiento interanual de 11.0%.

Por su parte, la banca múltiple presenta a junio de 2016, un nivel de solvencia de 15.6% y de 17.1% para todos los intermediarios financieros, muy superior al 10% que fija la Ley Monetaria y Financiera. La rentabilidad sobre el patrimonio promedio del sistema financiero total fue de 15.6%, sobre los activos de 1.8% y la morosidad de 1.7%, mientras que en el caso de la banca múltiple la rentabilidad sobre el patrimonio fue de 18.9%, sobre los activos 1.9% y la morosidad de 1.6% al referido período.