Logo Proceso.com.do
Sábado, 27 de Noviembre, 2021

Suprema Corte de Chile aprueba solicitud de extradición asesinos de Letelier y Ronni Moffitt.

La Corte Suprema de Chile aprobó este lunes una solicitud de extradición a Estados Unidos de dos ex agentes de la policía secreta del régimen militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

La decisión se tomó de manera unánime y se informó que los dos ex integrantes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) son el chileno Armando Fernández Larios y el estadounidense Michael Townley Welch.

La Corte solicitó la extradición por su responsabilidad en el asesinato de la ciudadana estadounidense Ronni Moffitt, quien viajaba con el ex canciller chileno en Estados Unidos, Orlando Letelier, cuando estalló una bomba colocada bajo su automóvil en Washington D.C. En el vehículo también iba el marido de Moffitt, ayudante de Letelier, que iba en el asiento trasero y sobrevivió.

Letelier fue un destacado opositor del gobierno militar de Pinochet y además de ser embajador en Washington fue canciller del presidente Salvador Allende, derrocado por un golpe de Estado en 1973.

La Corte Suprema calificó de «procedente» la solicitud realizada por el juez especializado en derechos humanos Mario Carroza, que en junio procesó a Fernández Larios, Townley Welch y el coronel Pedro Espinoza por el asesinato de Moffitt. Aunque años antes se juzgó en Chile la muerte de Letelier, la de Moffitt no se había perseguido judicialmente hasta ahora.

El dictamen que Carroza realizó en junio acreditó la utilización de múltiples documentos, algunos de los cuales fueron desclasificados por Estados Unidos y revelaron la responsabilidad de agentes de la DINA en la planificación de atentados contra chilenos en el extranjero.

En 1995, Espinoza fue juzgado y condenado como autor intelectual del asesinato de Letelier. Asimismo, se comprobó la culpabilidad del máximo jefe de la policía secreta de la dictadura, Manuel Contreras, quien falleció en 2015 en una cárcel especial para genocidas, Punta Peuco, en la que cumplía condenas superiores a 500 años por delitos de lesa humanidad.

«Después de 40 años de la muerte del canciller del ex presidente Salvador Allende, Orlando Letelier y Ronni Moffitt, hemos dado un paso más en lograr justicia de tan horrendo y cobarde homicidio a cuadras de la Casa Blanca», declaró uno de los abogado que representan a la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), Nicolás Pavez. «Esperamos que el gobierno de Estados Unidos otorgue todas las facilidades y deje de amparar a los asesinos de Ronnie Moffitt», continuó.

Según Pavez, aún hay mil juicios de lesa humanidad que deben resolverse en los tribunales de Chile.

La Corte Suprema chilena solicitó el 18 de mayo último la extradición a Estados Unidos de Fernández Larios, de Townley y del cubano Virgilio Paz por su participación en el asesinato del diplomático español Carmelo Soria, también en 1976.

Subscribete a nustro canal de YouTube