Logo Proceso.com.do
Jueves, 9 de Diciembre, 2021

Feministas y religiosos enfrentados nuevamente por penalización del aborto en RD

República Dominicana-La penalización total  del aborto, ha vuelto a enfrentar a sectores religiosos y feministas de República Dominicana.

Mientras mujeres organizadas que luchan por los derechos de las féminas, califican la penalización de la interrupción de un embarazo, como cruel, irresponsable y criminal, líderes religiosos la celebran al considerar que los senadores actuaron en consonancia con lo que dice el artículo 37 de la Constitución, que consagra el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

Las activistas Lourdes Contreras y Sergia Galván, así como Víctor Terrero, director del Consejo Nacional para el VIH Sida (Conavihsida) solicitaron, por separado, al presidente Danilo Medina observar y devolver al Congreso Nacional el Código Penal aprobado este martes, por considerar que vulnera derechos fundamentales, que afecta a las dominicanas más pobres y coarta el trabajo de miles de médicos.

Para Galván solo se trata de una doble moral de los legisladores y una manipulación de los religiosos que violenta los derechos humanos y a la salud que también contempla la Carta Magna.

Asimismo, Contreras considera que el Código Penal condena a las mujeres a que no tengan protección en salud cuando su embarazo corre riesgo, lo que es un crimen que no se justifica.

Afirma que lo que corresponde en este momento es la observación del Código como ocurrió en el 2014, cuando se dijo que lo más justo y equilibrado de la protección de los derechos de las mujeres es la despenalización por causales.

Para la activista feminista significa una tortura a la mujeres someterlas a terminar un embarazo, cuando de antemano se sabe que nacerá con una malformación congénita o no sobrevivirá al nacimiento.

Insiste que es grave también obligarlas después de una violación sexual o incesto a tener un hijo no deseado.

El Senado aprobó la modificación al código penal, que castiga con penas de 2 a 3 años de prisión la interrupción de un embarazo.

 

Subscribete a nustro canal de YouTube