Logo Proceso.com.do
Jueves, 2 de Diciembre, 2021

El 2016 cierra con un intenso debate en torno a la penalización del aborto.

El 2016 cierra con un intenso debate que involucra diferentes sectores de la sociedad dominicana, sobre la conveniencia o no de penalizar el aborto en sus distintas manifestaciones.

El debate cogió fuerza a raíz de la aprobación en el Congreso Nacional del nuevo Código Penal, incluyendo la penalización de la interrupción del embarazo, lo que de inmediato originó protestas entre asociaciones feministas y los denominados grupos pro-aborto.

La polémica en torno al tema cobró mayor intensidad cuando el Poder Ejecutivo decidió vetar el Código Penal y hacer una serie de observaciones relacionadas con el aborto, lo que generó de inmediato un rechazo total de las iglesias de diferentes denominaciones.

Ni siquiera la llegada del viento frío, propio de  las festividades de Nochebuena y Navidad ha logrado apagar las discusiones en torno al tema, entrando al debate el ex presidente Leonel Fernández, quien confirmó que se está llevando a cabo un proceso de discusión que incluye a las iglesias para determinar si es posible la no penalización del aborto en caso de violación o incesto.

El ex gobernante abordó el tema al ser cuestionado por la prensa en medio de un reparto de canastas que encabezó en la Casa Presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

“El principio debe ser que si hay un delito que se comete para que la mujer quede embarazada, en principio habría que considerarlo que es un eximente de responsabilidad penal, porque obviamente hubo una violación y se puede constatar que hubo una violación”, agregó.

“Lo que estamos hablando es de tres casos específicos, en caso de violación, en caso de incesto o en caso de malformación”, precisó Fernández.

A principio de esta semana el presidente Danilo Medina observó el Código Penal aprobado por el Congreso Nacional, el cual penaliza de forma absoluta la interrupción del embarazo.

Subscribete a nustro canal de YouTube