Tripoli.-El portavoz de Ejército Nacional Libio (LNA), el coronel Ahmad al Masmari informó que al menos 145 personas murieron este viernes en una emboscada de las fuerzas leales al Gobierno de unidad sostenido por la ONU a una base militar en el sur de Libia controlada por soldados que obedecen al mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte del este del país.

Según el portavoz entre las víctimas se encuentra civiles que laboraban en la citada base, situada en el desierto libio.

“La mayor parte de los soldados iban desarmados. Volvían de participar en un desfile militar cuando fueron emboscados y en muchos casos ejecutados”, explicó.

Se sospecha que el responsable de este aniquilamiento es la “Tercera Fuerza” una fuerza militar bajo el control de la ciudad estado de Misrata y aliada al ministro de Defensa del gobierno de unidad sostenido por la ONU en Trípoli, Al Mahdi al Barghati, antiguo socio de armas de Hafter y actualmente su enemigo más irritado.

 La citada milicia, desplazada al sur para evadir que el citado mariscal avance y conquiste el estratégico oasis de Sebha, capital del sur de Libia, informó anoche que había iniciado una ofensiva contra la base de Brak al-Shati.

Frente a las fuerte de las informaciones, el gobierno en Trípoli, que lidera Fayez al Serraj, ha ordenado abrir una investigación y al parecer ha suspendido de sus funciones a Al Barghati hasta que se conozca lo sucedido, pese a que este ha condenado la presunta masacre y declinado cualquier responsabilidad.