Logo Proceso.com.do
Sábado, 13 de Agosto, 2022

A las 5:00 de la tarde Juez decidirá medida de coerción a acusados en caso Odebrecht

Santo Domingo- El juez de instrucción de la Suprema Corte de Justicia, Francisco Ortega Polanco, recesó para la 5:00 de esta tarde la audiencia donde se conoce la medida coerción contra los 14 acusados de recibir sobornos en el caso Odebrecht.

El magistrado adoptó la decisión a la 1:13 de la madrugada, tras dos horas de deliberación y luego de prolongados debates entre los abogados defensores y el representante del ministerio público, quienes no se opusieron al receso del proceso.

La decisión del magistrado Ortega ordena el desglose del proceso, debido a que el imputado Bernardo Antonio Castellanos se encuentra fuera del país, y rechazó anular el proceso como solicitaron abogados de la defensa.

Ortega entró anoche a las 8:23 minutos a la Sala Augusta de la Suprema Corte de Justicia, donde ya le esperaban 13 de los 14 imputados de recibir sobornos millonarios de la constructora brasileña.

Diez de los acusados salieron ayer de la cárcel preventiva de Ciudad Nueva a las 6:07 minutos de la tarde, para una audiencia que tenía previsto iniciarse a las 8:00 de la noche, y a la que también se presentaron los senadores Tommy Galán y Julio César Valentín, así como el diputado Alfredo Pacheco, quienes por su condición de legisladores poseen inmunidad parlamentaria, por lo que no pueden ser detenidos hasta que no se despojen de esta.

El primer nombre en hacer mención el magistrado, fue el de Rafael Genaro Suero, que salió a relucir el pasado lunes cuando se publicó la lista de los que tenían órdenes de arresto, pero no estaba entre los mencionados por Odebrecht, error que más tarde fue admitido por la Procuraduría, y que no fue corregido en el listado que se le entregó al juez.

Posteriormente, Ortega, miembro de la Tercera Sala Laboral del Tribunal Contencioso y Administrativo, pidió que la Defensoría Pública asuma la defensa de Bernardo Antonio Castellanos, quien se encuentra en Panamá y era el único ausente en la sala, por lo que uno de los abogados había pedido que se suspendiera la audiencia porque éste debía estar presente.

El pedimento fue hecho antes de dar un receso de 10 minutos, en momentos en que el defensor público defendía al imputado Máximo D’ Oleo, para que también lo hiciera con Castellanos, lo que no tuvo objeción.

Mientras, el abogado Tony Delgado, en representación del imputado Ángel Rondón, pidió la suspensión pura y simple del proceso, alegando que nadie conoce ni un solo papel de la acusación.

Asimismo, previo a su intervención, el representante legal del senador Julio César Valentín, dijo que el conocimiento de la medida de coerción no se debía llevar a cabo si no estaban presentes todos los imputados en el expediente.

En la vista de anoche también algunos abogados pidieron la nulidad del proceso, como en el caso del defensor de Roberto Rodríguez Hernández, alegando que su caso perimió, lo que de inmediato fue rechazado por el Ministerio Público.

Subscribete a nustro canal de YouTube