Logo Proceso.com.do
Viernes, 30 de Septiembre, 2022

Barcelona golea 5-0 al Murcia y avanza a octavos en la Copa del Rey

El campeón de Copa ya está en los octavos de final de la competición. Sin más aspavientos de los necesarios y una alineación absolutamente novedosa (pero con solamente dos jugadores del filial), el Barcelona se paseó ante el Murcia, al que goleó por 5-0 en un Camp Nou que en su jornada solidaria citó a 68,775 espectadores, la gran mayoría niños y niñas invitados por el club.

Valverde debió ver el partido del martes en el Bernabéu y por más que no se sospechara de una remontada utópica del Murcia, al que ya goleó en La Condomina, sí pareció trasladar a sus jugadores la necesidad de tomarse el partido en serio para evitar el riesgo de un bochorno, como habría sido no ganar el duelo.

Y lo hizo con toda la tranquilidad del mundo, sin apretar el acelerador más de los necesario y sometiendo a un rival que nunca ganó en el estadio azulgrana (19 derrotas y 2 empates hasta ayer) y al que regresaba después de cerca de 10 años, derrotado el 12 de enero de 2008 por 4-0…

Alcácer, que volvió al equipo titular, anotó el 1-0 con un remate muy cómodo de cabeza apenas superado el primer cuarto de hora y aunque el Murcia, con todas las ganas del mundo, mantuvo la derrota mínima hasta el entretiempo, en la segunda mitad fue literalmente aplastado por un Barça dinámico y alegre, que fue anotando goles de todas las facturas.

GANAS
Apenas destacó en el plano negativo la irregular prestancia de Deulofeu, atrevido pero fallón, tan ambicioso como desafortunado y al que se vio acabar el partido con evidente mala cara, todo lo contrario que buena parte de sus compañeros.

Destacó Aleñá, se mostró, por segundo partido consecutivo, Vermaelen, reapareció con buenas sensaciones Sergi Roberto, gustó Oriol Busquets y volvió, con gol, Arnáiz, autor del 5-0 y cuya verticalidad y atrevimiento ya no sorprendió.

Un equipo repleto de suplentes, capitaneados por Gerard Piqué, quien marcó el 2-0, mostró unas ganas largamente exigidas en un pasado no tan lejano, cuando la aparición de suplentes en partidos de segundo orden provocaban partidos tediosos y resultados alejados, incluso, de lo esperado.

Incluso esto parece haber solventado Ernesto Valverde, que parece un gestor tan extraordinario dentro como fuera del vestuario, en su discurso calmado ante los medios huyendo de cualquier polémica y en la utilización que hace de su plantilla.

Tal es así que mientras Arda Turan se desvanece en la nada, Aleix Vidal se muestra con ganas, de vez en cuando al menos, de hacerse ver, como este miércoles para buscar el balón a pesar de todo para lograr el 3-0, antes que Denis Suárez, frío pero exquisito, lograse el cuarto.

El Barça ya está en los octavos de final de la Copa. Campeón de las últimas tres ediciones de la Copa, el equipo de Valverde busca el récord y este miércoles ante un ilusionado pero superado Murcia dio el primer paso.

Subscribete a nustro canal de YouTube