• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
25 de Octubre, 2020
Por:  - sábado 02 diciembre, 2017

Papa Francisco regresa a Roma tras agotar extensa gira por Bangladés

Bangladés.-El papa Francisco regresó hoy a Roma tras concluir su gira asiática que comenzó el lunes en Birmania (Myanmar) y concluyó esta jornada en Bangladesh, en un viaje que estuvo marcado por la crisis de refugiados de la minoría musulmana rohinyá.

El avión de la aerolínea bangladeshí Biman despegó a las 17.10, hora local (11.10 GMT), del aeropuerto internacional de Dacca y la llegada a Roma está prevista a las 23.00, hora local (22.00 GMT).

Durante el vuelo el papa dio como es habitual  una rueda de prensa para los 77 periodistas que le acompañan.

La visita de Francisco a Bangladesh, que comenzó el jueves, estuvo dominada por la crisis de refugiados rohinyás en el país, a donde han huido desde el estallido de violencia el pasado 25 de agosto en Birmania más de 620.000 miembros de esta comunidad.

El jueves, en presencia del presidente bangladeshí, Abdul Hamid, el papa pidió ayuda a la comunidad internacional para hacer frente a la crisis de refugiados rohinyás, aunque al igual que en Birmania evitó citar por su nombre a esa minoría musulmana.

Un día después, Francisco pronunció finalmente el término “rohinyá”, que había evitado durante esta gira en Birmania y Bangladesh, un país este último donde los musulmanes representan casi un 90 % de sus 160 millones de habitantes.

“La presencia de Dios hoy también se llama rohinyá. Que cada uno tenga su respuesta”, dijo Francisco en italiano tras haber mantenido un encuentro con 16 miembros de la minoría que procedían.

Hasta ahora, Francisco había evitado decir esta palabra porque en Birmania podía haber suscitado las reacciones violentas de algunos extremistas, tal y como le había aconsejado la Iglesia local.