23 de Abril, 2019
Por:  - domingo 25 febrero, 2018

Demandan más apoyo del gobierno para el INTRANT

El Secretario General de la Federación Nacional de Trabajadores del Transporte Social Cristiana (FENATTRANSC), consideró hoy que el presidente de la república debe prestar mayor apoyo económico al Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT).

Consideran que solo así ese organismo podrá cumplir con las urgentes tareas que tiene al frente para resolver el  caos existente en el transporte público y motorizar acciones que tiendan a modernizar ese servicio en beneficio de la ciudadanía.

Mario Díaz, dirigente máximo de la central de orientación cristiana, dijo asimismo, que el incremento de los aportes que hace el gobierno al (INTRANT), será de gran valía en razón de que el organismo podrá implementar “la enorme cantidad de planes que tiene programados”, entre los que mencionó la sustitución de la flota vehicular, la cual hace 7 años que no se renuevan, siendo esa la razón de que existan tantos vehículos chatarras en el transporte de pasajeros y de cargas.

El líder choferil sugiere que el gobierno entregue al (INTRANT) “los casi dos mil millones de pesos recaudados mediante la ley 253-12, disposición que fue especializada para la sustitución de la flota vehicular del concho, así como el transporte de cargas.

Con los recursos acumulados en el fondo creado mediante la ley 253-12, el organismo
regulador del transporte en el país, estará en condiciones óptimas para emprender acciones inmediatas en la organización y modernización del transporte, sino también para diseñar una oferta real y viable que permita financiar a los trabajadores del sector transporte de pasajeros y de cargas el país.

Señala que el modelo de transporte de concho requiere de una transformación urgente, ya que ese negocio debe viabilizase por medio de empresas cooperativas como bien lo señala la ley 63-17, pero “con una decidida participación estatal” en respaldo de la economía solidaria, que sin lugar a dudas es el eslabón más sólido para el combate de la pobreza.

Díaz destacó que en los gobiernos del Dr. Balaguer se estableció la colectivización del
transporte a través del sistema cooperativo con participación estatal como una forma de
controlar la administración de los recursos invertidos por el Estado dominicano en la compra de unidades vehiculares para el transporte público de pasajeros.

“La sustitución de la flota vehicular es una demanda sentida del sector transporte en todo el país, pero ello debe hacerse con una participación dinámica y activa de los trabajadores del transporte, procurando que ellos se conviertan en propietarios de su herramienta de trabajo.

Dijo que con la regulación eficaz del (INTRANT), lo que marcaría un estado de justicia social y distributiva en nuestro país marcado por la pobreza de sus sectores populares.” Enfatizò.