18 de Diciembre, 2018
Por:  - miércoles 28 febrero, 2018

PRM responde discurso de Danilo y acusa de demagogo al jefe del Estado.

SANTO DOMINGO, RD.-El Partido Revolucionario Moderno (PRM) dijo que la rendición de cuentas del presidente de la República Danilo Medina muestra una vez más que hay dos países: uno de opulencia para los miembros del PLD y el gobierno y otro de pobreza y desesperanza para la gran mayoría de los dominicanos y dominicanas.

En la República Dominicana de los peledeístas hay riqueza y no hay pobreza, todos los servicios públicos funcionan, el transito está regulado y ordenado, aunque sea por el aire con “sillas voladoras”, la justicia funciona y sí se es funcionario público todavía más, ya que siempre saldrá absuelto sin importar el delito que se cometa, es el mundo de la última tecnología, donde casi todos los peledeístas trabajan en el Estado con salarios de lujo y los hijos estudian con beca en el exterior entre otras maravillas propias de los nuevos ricos dominicanos

Dice una nota del PRM que la otra República Dominicana, de la gran mayoría es diferente. La gran mayoría de la población está en pobreza, los hospitales no funcionan, no hay electricidad, el servicio de agua potable y el alcantarillado prácticamente no existe, el transporte público es un desastre, la justicia no es imparcial ni independiente, la educación no tiene calidad, no hay empleos, los salarios son bajos y no alcanzan para pagar las medicinas ni la comida.

Agrega que el resultado de 18 años de peledeísmo ha sido una sociedad marginada y empobrecida que ha llevado a 6 de cada 10 jóvenes a querer emigrar de ese “paraíso peledeista”.

“La deuda pública supera los US$37 mil millones y en 2017 aumentó a un ritmo de RD$421 millones diarios, cerca de RD$300 mil por minuto. Esa deuda ha tenido dos motores: un déficit público que se ha mantenido en los últimos 10 años de gobierno del PLD, llegando en 2017, según cifras del FMI, a ser 3.2% del PIB lo que representa cerca de RD$114 mil millones, por encima del 2.3% (RD$85 mil millones) proyectados inicialmente. Peor aún el FMI calcula que en 2018 se pagará por intereses de esa deuda el 3.1% del PIB de los cuales prácticamente el 100% será pagado con nuevas deudas”, precisa la nota.

Señala que el otro motor de la deuda es la del Banco Central, que hoy día es la forma como el Banco Central mantiene la estabilidad del tipo de cambio y la baja inflación. Es decir, la estabilidad cambiaria y la baja inflación de hoy son el resultado de una deuda creciente del Banco Central de más de US$10 mil millones.

Indica el PRM que la situación del empleo es igualmente preocupante. Según el Banco Central se crearon 120 mil empleos nuevos en 2017, pero el 77% de ese empleo nuevo es informal y del 23% restante que son formales cerca del 60% es empleo público.

 

“El gobierno ha vuelto a repetir que sacó a 1.2 millones de personas de la pobreza y ha convertido a la sociedad dominicana en una sociedad de clase media. Estas cifras son cuestionables pues el nivel de desempleo no ha caído, el empleo creado apenas cubre los que entraron al mercado de trabajo, y los salarios siguen bajos”, apunta.

Dice que el Presidente no se refirió al problema de la impunidad y la corrupción, a pesar de que todas las mediciones internacionales indican que en los gobiernos del PLD ha habido un deterioro de la institucionalidad, un aumento de la corrupción y de la impunidad.

“Es lamentable que el gobierno peledeista de Danilo Medina haya reducido el problema de la criminalidad a conflictos del vecindario, de tránsito y familiar. Es lamentable que el diagnóstico oficial pasara de calificar la violencia social (asesinatos y robo) como un problema de “percepción” a un problema entre vecinos. Ignorando así los problemas del narcotráfico, de exclusión social, de falta de oportunidades, de la policía, del sistema de justicia, entre otros que azotan las zonas marginadas urbanas”, sentenció.   

Dijo que después de 18 años de peledeísmo el servicio eléctrico sigue deficiente y toda la política se reduce a la construcción de una planta altamente cuestionada en su costo y con la empresa más corrupta de América.

“Hay que dejar atrás la demagogia y las malas administraciones de los gobiernos peledeistas. Es necesario un cambio. Los dominicanos y dominicanas merecen vivir mejor, con seguridad, con empleos, con mejores salarios, con salud, con educación de calidad y sin pobreza”, concluye el PRM.