SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Sigue generando rechazo los pronunciamientos de la nominada embajadora norteamericana en República Dominicana, de que de ser confirmada en el cargo vendrá a trabajar por los derechos de los hijos de los indocumentados.

Al respecto ciudadanos dominicanos opinan que Estados Unidos debería encargarse de sus propios problemas y dejar a República Dominicana que resuelva los suyos.

Hay quienes consideran que Bernstein con sus pronunciamientos solo busca promover la invasión haitiana que dicen se vive en este lado de la isla, así como profundizar los conflictos entre ambas naciones con intensiones de una nueva intervención norteamericano en República Dominicana.

Este jueves el ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas Maldonado, advirtió Robin Bernstein que República Dominicana es un país soberano con sus políticas migratorias definidas y que por consiguiente no permitirá injerencias de ningún tipo.