REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El prestigio del expresidente Álvaro Uribe elevó a su partido, el Centro Democrático, hasta convertirlo en la primera fuerza política de Colombia en las elecciones legislativas celebradas hoy en las que la abstención volvió a superar el 50 %.

Casi con el 100 % de los votos escrutados, el Centro Democrático consiguió 19 senadores, lo que les mantiene como el partido con más representantes en la Cámara Alta pese a que pierde uno con respecto al anterior periodo.