El diseñador francés de alta costura, Hubert de Givenchy falleció éste sábado a los 91 años de edad según anunciara su familia a los medios mediante un comunicado.

“El señor De Givenchy falleció mientras dormía el sábado 10 de marzo de 2018”, informó en un comunicado a la AFP el también diseñador Philippe Venet, con quien compartió su vida durante varias décadas.

El legendario modisto francés Hubert de Givenchy, fundador de la “maison” homónima tendrá unos funerales “en la más estricta intimidad”.

“Monsieur De Givenchy se apagó mientras dormía el sábado 10 de marzo de 2018. Sus sobrinos y sobrinas comparten su dolor. Las exequias se celebrarán en la más estricta intimidad”, precisa el comunicado.

La familia indicó que “en lugar de flores y coronas” el difunto “habría preferido una donación a Unicef en su memoria”. Agrega.

Givenchy, nació el 20 de febrero de 1927, perdió su padre cuando tenía dos años y creció en Beauvais, en el norte de Francia, rodeado de su familia materna. Su abuelo era administrador de las manufacturas de tapicerías de Gobelins y de Beauvais. Así nació su gusto por los tejidos y materias: “Esta herencia que tuve la suerte de poder consultar fue de una gran influencia”, decía.

Un vestido debe “embellecer a la mujer que la lleva y no disfrazarla”, subrayaba el Hubert, quien, a los 17 años, debutó su carrera de modisto en los talleres de Jacques Fath y Elsa Schiaparelli.

Con 24 años decidió abrir su propia casa de moda y su primera colección cosechó enseguida un gran éxito en 1952.

En 1953 entabló una gran amistad con Balenciaga que fue crucial: de quien decía le “Enseñó todo” pero sin embargo no trabajó nunca con el diseñador español.

1953 supuso también el inicio de 40 años de complicidad con Audrey Hepburn, quien se convirtiera en su musa.

Entre sus clientas figuraban Grace Kelly de Mónaco, Jackie Kennedy, la duquesa de Windsor, Elizabeth Taylor, Lauren Bacall, Jean Seberg, Diana Ross… En el cine vistió también a Brigitte Bardot.

Hubert de Givenchy compartió su vida durante muchos años con el también diseñador Philippe Venet, con quien tenía un castillo lleno de obras de arte. Fue él quien anunció su muerte, ocurrida el sábado a los 91 años.