PEDERNALES, RD.-Decenas de dominicanos residentes en Pedernales se agruparon este lunes en contra de los haitianos que viven en esa provincia y obligaron cientos de ellos a regresar a su país, enfurecidos por la muerte de una pareja dominicana, alegadamente a manos de esos extranjeros.

Una guagua anunciadora recorría este lunes todo Pedernales dándole un plazo de 24 horas a los haitianos para que abandonen el lugar, o de lo contrario tomarían represalias violentas en su contra.

La información la confirmó el alcalde de la localidad, Luis Manuel Feliz, quien pidió la intervención del presidente de la República y del canciller Miguel Vargas.

Feliz dijo que resultaron heridos dos ciudadanos haitianos, que fueron trasladados a un centro hospitalario.

Mientras que decenas  de personas protestan frente a la fiscalía, la Policía e instituciones miliares, reclamando justicia por el asesinato del agricultor Julio Reyes Pérez y su esposa Neiba Féliz Urbáez.

Ambos fueron atacados el pasado 20 de febrero, cuando falleció Reyes Pérez y la señora Neiba murió el pasado sábado tras permanecer recluida en la unidad de intensivos del  hospital central  Ney Arias Loras en Santo Domingo Norte. Otra muerte atribuida a los haitianos  es la del joven Turbi Díaz, de 26 años de edad, cuyo cadáver fue encontrado  en el vertedero  del municipio de Oviedo.

Este lunes, haitianos que eran vistos ejerciendo negocios ambulantes en la parte urbana de Pedernales y trabajando en casas de familias, abandonaban la ciudad tras evitar venganzas por parte de  dominicanos.

El mercado binacional que se realizaría este lunes fue suspendido por las autoridades del Municipio, para evitar represalia contra los haitianos por la muerte de la señora  Neiba Féliz Urbáez.

Al final de la tarde fue necesaria la intervención de soldados del Ejército Dominicano, tras originarse un enfrentamiento a pedradas entre haitianos y dominicanos en la línea fronteriza.