PEDERNALES, RD.-Decenas de soldados llegaron este lunes por la noche a  la frontera dominico-haitiana por Pedernales para evitar nuevos enfrentamientos violentos entre dominicanos y haitianos, que durante el día se enfrascaron a pedradas tras el sepelio de la esposa de un hacendado, heridas hace tres semanas por extranjeros de ese país. En el ataque del 20 de febrero pasado el hacendado Julio Reyes murió.

El canciller Miguel Vargas Maldonado dijo que el presidente Danilo Medina ordenó reforzar la vigilancia en Pedernales, ante el anuncio  de sectores que pretenden sacar a la fuerza  a los ciudadanos haitianos que viven en esa provincia.

Residentes del municipio Pedernales marcharon por varias calles de esa demarcación y dieron un plazo de 24 horas para que los haitianos salgan de esa provincia, tras la muerte de Julio Reyes Pérez y su esposa Neida Urbáez, de cuyo caso se acusa a tres haitianos.

Los habitantes se desplazaron a pie y en una camioneta, cargada con varias bocinas, desde donde se escuchaban las notas de Himno Nacional y desde donde una persona pedía a todos los nacionales haitianos que abandonaran Pedernales.

“Vamos a sacar a los haitianos de pedernales”, decía la persona que se escuchaba a través de las bocinas y que advierte que las autoridades están avisadas de lo que pueda suceder.

A los haitianos que llegaban desde la Capital los llevaban directamente al paso fronterizo para evitar que los agredieran.

Haitianos que operan negocios ambulantes en la parte urbana de Pedernales y trabajan en casas de familias, abandonaron la ciudad para evitar venganzas por parte de  los dominicanos.

En horas de la noche hubo encendido de velas, en protesta por la muerte de la pareja asesinada.