Maluma presentó en Miami la versión en español de “Colors”, uno de los temas del Mundial Rusia 2018, que en inglés es interpretado por el artista Jason Derulo.

El “Pretty Boy” reveló que fue un reto adaptar la letra del tema original en inglés manteniendo el espíritu en español y “meterle el saborcito de Maluma, de Latinoamérica”.

“Colors” combina el dance pop de Jason Derulo, con un mensaje de inclusión racial, de multiculturalidad e invita a los fanáticos del fútbol a enseñar los colores de sus banderas.

“Cuando me llamaron me infarté como por cuatro segundos y después me puse a gritar como loco”, dijo a Efe el reguetonero, quien explicó que ir invitado a la Copa del Mundo es uno de los sueños más preciados de su infancia, y que además tiene una excelente relación con Derulo.

Hablando del tema, “El mensaje es de compasión, algo que todos necesitamos hoy en día”, subrayó Maluma.

“Maluma es un músico muy popular en toda la región y representa nuestra pasión por la música y el deporte”, dijeron los ejecutivos de Coca-cola, patrocinador de la Copa del Mundo, al explicar la selección del artista colombiano.

Destacaron que el colombiano, que tiene más de 31,8 millones de seguidores en Instagram, es un “referente entre los milenials y mantiene un vínculo muy cercano con sus fans”.

“Todavía me siento como si tuviese que pedirle a mi mamá que me pellizque”, dijo Juan Luis Londoño, nombre real del músico, quien agregó que el video de la canción, grabado en Miami con Derulo, saldrá en breve y expresó su esperanza de poder ver algunos partidos del mundial.

Ante la pregunta de qué equipo quiere que gane después de Colombia, Maluma dijo: “Primero Colombia, segundo Colombia y si lo lograran ahí si me infarto de verdad”.

Esta versión de “Colors” representa la tercera ocasión en que un colombiano participa en un tema de una copa mundial, luego de que en el certamen de Sudáfrica 2010 Shakira interpretará “Waka Waka” y, en Brasil 2014, hiciera lo propio con “LaLaLa”.

En el Mundial de Francia de 1998, Ricky Martin cantó “La Copa de la vida”.