SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La desconfianza de la población en el sistema judicial dominicano ha llevado a que la población decida actuar por cuenta propia cuando se sienten amenazados por desaprensivos o ante la impotencia de algún crimen.

Así lo consideran en su mayoría ciudadanos consultados que aunque dijeron no estar de acuerdo con tomar la justicia por sus manos, justificaron los hechos de sangre por la falta de acción que dicen impera en las autoridades.

Un nuevo hecho de sangre conmocionó a la ciudadanía dominicana luego de que dos hombres alegadamente asaltaran a un comerciante en Las Cabuyas de La Vega y posteriormente le asesinaran.

La situación provocó que los moradores de la zona hicieran frente a los desaprensivos, a quienes asesinaron a palos, machetazos y pedradas.

Para evitar que estos hechos sigan ocurriendo es necesario reformar la justicia dominicana, aseguran algunos.

Otro hecho que ha conmocionado a la población es el asesinato del estudiante universitario Albert Ramírez Alcántara a manos de un agente de la Policía, quien fue puesto a disposición de la Justicia informó la institución del orden.

Tanto el asesinato del comerciante Henry Hernández en La Vega como el de Albert Ramírez Alcántara, asesinado durante un asalto un día antes de su graduación, se produjeron en este mes de marzo y ambos en tan solo una semana.