SANTO DOMINGO.-Falleció este martes el ex lanzador Jesús Martínez víctima de un paro cardíaco y quien al momento de su deceso contaba con 44 años.

Martínez, un pitcher zurdo, era el menor de la trilogía de hermanos que integraron Pedro y Ramón Martínez, el primero inmortal de Cooperstown, en tanto el segundo un ganador de 135 partidos con Dodgers, Medias Rojas y Piratas de Pittsburgh en las Grandes Ligas.

El deceso de Jesús  se produjo alrededor de las dos de la tarde y sus restos serán expuestos a partir de las 10 de la mañana de este miércoles en la funeraría Blandino de la avenida Abraham Lincoln.

Al extinto lanzador le sobreviven su esposa Yasmín Corcino, viuda Jaime Martínez, así como sus hijos Jayson, Jostín y Joshua. Asimismo, sus hermanos Ramón, Pedro y Ana Delia, también su madre Leopoldina, quien tan pronto conoció la noticia hizo el viaje desde Hato Mayor hasta Santo Domingo.

Luego de su retiro del béisbol, Jesús incursionó en el negocio de los carros y al momento de su muerte era propietario de un dealer.

Conocido como una personal tranquila, nunca llegó a lanzar en las Grandes Ligas, un sueño que no pudo ver materializado.Ramón  siempre anheló que los tres hermanos se juntaran actuando a ese nivel.

Al igual que Pedro y Ramón, Jesús fue uno de varios dominicanos que firmaron con los Dodgers de los Angeles desde mediados y fines de los 80´s, la época dorada en que esa franquicia contrataba gran parte del mejor talento dominicano bajo la tuleta de Rafael Avila.

Había firmado en 1990 con los Dodgers, permaneció una década actuando a nivel de Liga menor y tuvo foja de 47-64 con efectividad de 5.00. Su mayor nivel en el béisbol fue en Triple A donde actuó por tres campañas y concluyó con foja de 15-8 y efectividad de 6.50.