REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El cantante mexicano Luis Miguel vuelve a ser noticia. Tras cuarenta minutos de concierto en Acapulco, el cantante se vio obligado a cancelar la actuación por importantes problemas de sonido. El evento que acogía a más de diez mil personas en el Expo Mundo Imperial empezó a tener irregularidades y se determinó por acabarlo antes de tiempo tras la falta de calidad.

Era el propio cantante quien avisaba poco antes de comenzar. “Estoy haciendo un poco de tiempo porque de lo que se trata es darles lo mejor y que lo disfruten”, dijo el Sol de México. No se equivocó, los constantes fallos y problemas técnicos no pudieron repararse y los allí presentes se quedaron con las ganas de ver a su ídolo en condiciones.

El intérprete de “No sé tú” y “La bikina” hizo lo que pudo pero tuvo que parar abruptamente en varias ocasiones poniendo al público bastante nervioso. Sin embargo, en uno de los parones el artista volvió al escenario y trató de seguir adelante como si nada, sin éxito alguno. Eso sí, él lo intentó.

En medio de su gira ¡México por siempre! y con temas como “Oro de ley”, “Un hombre busca una mujer o “Esa niña”, Luis Miguel prometía otra noche de ensueño tal y como nos tiene acostumbrados. Sus coristas trataban de animar el ambiente ante la ausencia del cantante pero finalmente una voz de fondo anunció lo esperado.