SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Desde tempranas horas de este Miércoles Santo cientos de personas han abarrotado las paradas de autobuses con destino a diferentes puntos del interior del país.

Sin embargo, choferes y vendedores se quejan de la poca actividad que aseguran ha habido en esta Semana Santa y sostienen que el pasado año fue mejor en términos económicos.

La queja de los conductores la comparten los vendedores, quienes afirman que sus ventas han estado por el suelo esta Semana Santa.

Por otro lado, el personal del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestres, Intrant, se encuentra apostados en las diferentes terminales, verificando el estado de los neumáticos y otras piezas de los autobuses que salen con destino hacia el interior.

Mientras que el tránsito se tornó caótico en las calles y avenidas cercanas a las paradas de autobuses