SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Tras la muerte de un niño de cuatro años con síntomas de la difteria y la investigación de dos casos sospechosos los ciudadanos han acudido en masa a los centros de vacunación.

Tal es el caso del Centro Sanitario de Santo Domingo, donde más de cinco puestos de vacuna atienden a niños y adultos.

Desde temprano el Centro Sanitario de Santo Domingo atendió a cientos de ciudadanos que buscaban vacunarse contra la difteria, enfermedad causada por una bacteria y por la que las autoridades mantienen en observación a dos personas e investigan la muerte de un niño procedente de Haití hasta confirmar o descartar que los casos estén relacionados a  ese padecimiento.

En el caso de Enrique Encarnación, dice decidió ir con su esposa y sus dos nietos para prevenir cualquier posible contacto con la enfermedad. Como él, otros también han decidido vacunarse por precaución.

Hay quienes entienden que las autoridades han alarmado sin necesidad a la población, creando un caos en los centros de asistencia médica.

En Centro Sanitario de Santo Domingo más de cinco puestos de vacuna están habilitados para atender a los ciudadanos.