Choferes que viajan a diferentes destinos del interior del país, especialmente a pueblos del Cibao, reaccionaron alarmados por el incremento de seis pesos del gasoil, anunciado este jueves por el Ministerio de Industria y Comercio.

Esos trabajadores del volante consideran que ellos son los más afectados ya que a partir de este sábado tendrán pagar seis y cinco pesos extra por galón de ese derivado del petróleo, tras agregar que cuando el gobierno le baja algo no pasa de un peso, pero cuando sube la cantidad siempre es mayor.

A pesar del aumento estos choferes han dejado al mismo precio los pasajes a ciudades como Cotuí, Nagua y otros pueblos del Cibao, los cuales oscilan entre 300 y 350 pesos.

Además de este carburante, el gobierno anunció aumento de cuatro pesos para las gasolinas regular y Premium, el avtur y el Kerosene que costarán cinco pesos más y el Gas licuado subió un peso, entre otros carburantes.