El arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, Monseñor Francisco Ozoria, ofició este jueves la misa pascual o cena pascual en la Catedral Primada de América, donde se realizó el lavado de los pies como para de dicho oficio religioso.

En la homilía Ozoria explicó que en esa cena, que fue el último encuentro de Jesús con los apóstoles, se instituyó la eucaristía como símbolo de liberación.

Dijo que el lavado de los pies es una señal de que Jesús quería hacer ver a los apóstoles que el ser humano debe vivir para servir.

Al oficio religioso asistieron personas ligadas a la iglesia, así como funcionarios del gobierno, entr3e ellos el Ministro de Educación, Andrés Navarro.

La misa forma parte de de las actividades celebradas por la Iglesia Católica con motivo de la Semana Santa.