Residentes en el Distrito Nacional celebraban este Viernes Santo de diversas formas según pudo observarse en un recorrido hecho por un equipo de de este medio de comunicación en barrios de la parte alta.

Los católicos aprovecharon este día para hacer reverencia como la celebración a la cruz en la que el hijo de Dios fue sacrificado, para lo cual tomaron como escenario la iglesia de Las Mercedes en la Zona Colonial.

Este modo de recordación de la pasión de Cristo contrastaba con el ambiente que se vivía en barrios de la parte alta del Distrito Nacional, como Villa Juana y Villa Consuelo, donde residentes se tomaban sus traguitos, jugaban dominó y hasta se fumaban su Hookah.

Para la mayoría de estas personas, es de esa manera que debe celebrarse la Semana Santa, ya que consideran que cuando ocurrió la pasión, muerte y resurrección de Cristo era otra época.