Jennifer López y Alex Rodríguez, la famosa pareja desembolsó más de 15 millones de dólares por una vivienda en el 432 Park Avenue, que cuenta con vistas a Central Park y al skyline de la Gran Manzana, La torre residencial más alta del mundo.

Según The Wall Street Journal, la cantante y el expelotero cerraron el acuerdo a finales del año pasado para hacerse con el piso de unos 370 metros cuadraros, distribuidos en tres habitaciones y cuatro cuartos de baño para alojar a su amplia familia compuesta por los mellizos de ella, Max y Emme, y las dos hijas que él ya tiene con su exmujer.

Los residentes de este impresionante edificio pueden disfrutar de una piscina interior, un restaurante privado, un centro de fitness, una zona de reuniones y un pequeño auditorio, todas ellas comodidades que sin duda le resultarán muy prácticas a la diva del Bronx para ensayar algunos de sus números musicales y mantener su estricta rutina de ejercicios.

La pareja, que desde que inició su relación, nunca ha tratado de esconderse y no deja de mostrarse amor, ha dado un paso más firme. Y no hay nada que demuestre la solidez de una relación como una buena inversión inmobiliaria.