SAO PAULO (EFE).- La Fiscalía solicitó hoy la revocación de la prisión de tres allegados del presidente de Brasil, Michel Temer, y otras diez personas en el marco de una investigación portuaria que salpica de lleno al jefe de Estado.

Entre los detenidos se encuentran el abogado José Yunes, exasesor de la Presidencia, y el coronel retirado Joao Baptista Lima, viejos y conocidos amigos de Temer, así como el exministro Wagner Rossi, un aliado político.

Los tres fueron arrestados el jueves durante una redada autorizada por el Supremo a pedido de la Fiscalía y que tuvo como objetivo recoger pruebas en una investigación en la que está incluido el presidente de Brasil.

Las autoridades investigan si el decreto sancionado por Temer en 2017 y que alteró la ley de puertos, benefició a la empresas del sector, entre ellas Rodrimar, a cambio de sobornos pagados al partido Movimiento Democrático Brasileño (MDB), que lidera el propio jefe de Estado.

Las autoridades escucharon a los arrestados durante el fin de semana, aunque el coronel Lima, quien llegó a ser trasladado al hospital durante su detención, no declaró al alegar problemas físicos y psicológicos.

En un comunicado, la Fiscal general, Raquel Dodge, solicitó al Supremo la puesta en libertad de los arrestados y argumentó que las prisiones temporales, que finalizaban el lunes, ya cumplieron “su objetivo legal”.