SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Este Sábado de Gloria la asistencia de bañistas a las playas y balnearios de la región sur fue mínima, en comparación a años anteriores, situación que se pudiera atribuir a lo poco favorable que estuvo el clima durante los días de asueto.

La poca asistencia de visitantes a los lugares de esparcimiento representó una baja significativa en la venta de pescado y otros alimentos propios de la época.

A tempranas horas de este poco soleado Sábado de Gloria la presencia de bañistas en playas y balnearios como Salinas, en Baní y La Toma y Playa Najayo en San Cristóbal era escasa. Sin embargo, a medida que fueron avanzando las horas el panorama se tornaba diferente.

Decenas de personas de distintos puntos decidieron finalizar esta Semana Santa tomando un baño o un par de tragos en compañía de familiares y amigos.

 

 

Mientras los bañistas disfrutaban, los miembros de los organismos de socorro, distribuidos en distintos puntos, se mantenían alerta y preparados para asistir emergencias las que por dicha no fueron tan frecuentes, al menos en la región sur.

También el Ministerio de Turismo desplegó a su personal, que se encargó de mantener la limpieza dentro y fuera de las playas y balnearios.

 

De acuerdo a algunos consultados la poca presencia de personas en los balnearios pudiera atribuirse a factores económicos, al clima poco favorable al temor que ha despertado en la población la alerta epidemiológica por difteria.