Monseñor Francisco Ozoria, Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo llamó a los cristianos y a la sociedad a enfrentar los problemas con alegría, optimismo y esperanza.

Al oficiar la misa del Domingo de Resurrección, la cual marca el fin de la Semana Santa y el inicio de la Pascua, Ozoria, dijo que esa festividad mueve a los cristianos hacia el optimismo.

Con la asistencia de cientos de feligreses, que se dieron cita en la Catedral Primada de América, el arzobispo invitó en la homilía a los cristianos a orar con esperanza y mirar el espejo de los más desposeídos como lo hizo el hijo de Dios, según las sagradas escrituras.

Asimismo, recordó a la comunidad pascual que nadie estuvo presente en el hecho de la resurrección.

El religioso encendió el cirio pascual que simboliza la resurrección de Jesús al tercer día de su crucifixión.

En la tradición católica, la Pascua tiene una duración de 40 días, período que evoca el tiempo de gracia del paso del hijo de Dios de la muerte a la vida.