La estrella pop Demi Lovato sorprendió a sus admiradores con un sensual episodio protagonizado con su colega cantante Kehlani durante el último concierto de su gira norteamericana la noche del lunes en Newark, al norte de Nueva York.

Mientras bailarines con los pectorales descubiertos se contorneaban de forma sexy a su alrededor, Lovato, de 25 años, se movía sensualmente sobre la cama cantando “Lonely”, cuando por detrás y aparentemente de sorpresa Kehlani, quien actuó como telenera, la abraza y al girarla la besa, posiblemente en la boca.

A esto, Lovato reaccionó con una sonris, abrazando a Kehlani, para luego acostarla boca arriba en la cama para colocársele encima mientras hacía movimientos pélvicos.

La propia exestrella de Disney posteó algunas fotos en su Instagram y lo describió como una “increíble, divertida, loca y sexy noche” desatando especulaciones sobre sus preferencias sexuales.

En respuesta a un usuario de Twitter que le dijo que tenía que salir del armario, Lovato escribió a sus 56 millones de seguidores: “Me gustan mis chicas tanto como me gusta mi ‘honey'”.

Hacía referencia a una de las canciones de Kehlani, “Honey”, en la que habla de su bisexualidad.

Kehlani, por su parte, condimentó el asunto contando en Instagram que los bailarines la animaron a subir al escenario para el beso, pero que “habría que ser estúpido para no aprovechar la oportunidad”.