El Presidente del Senado de la República, calificó este miércoles como una intromisión inaceptable la solicitud de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos para sean dejados sin efecto la sentencia 168-13 y la ley 169-14, que regulan la migración en el país.

Para Reinaldo Pared Pérez, con su pedido ese organismo internacional se inmiscuye en un tema que no es de su incumbencia, tras defender las acciones tomadas por el gobierno con los extranjeros que viven en suelo dominicano.

Pared Pérez, afirmó que esas leyes han venido a reforzar el sistema migratorio y a definir una serie de estrategias que hacían falta para reglamentar el estatus de los extranjeros que viven en el territorio nacional.

El presidente del Senado respondió preguntas sobre este y otros temas tras concluir la sesión de este miércoles, donde el pleno de ese hemiciclo aprobó entre otras iniciativas, una resolución que reconoce al Ministro de Defensa, Teniente General Rubén Paulino Sem, por su labor en defensa de la integridad territorial.