República Dominicana-El desborde de una cloaca afecta a residentes en los residenciales Villa María, Los Samanes y Los Laureles, en Santiago.

La situación mantiene preocupados a los residentes por los altos niveles de contaminación que esto genera.

Los afectados dicen que las aguas negras comienzan a penetrar a las cisternas del agua utilizada para el consumo

Desde hace tres años, los residentes en estos sectores de clase media y media alta, han demandado una solución de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan).

Dionis Pérez expresó que ni siquiera puede salir del apartamento Laurel I, debido a que las aguas negras, están penetrando a esa edificación. Dijo que llevan años con este problema, viendo como hasta las heces fecales corren por las calles del sector ante la mirada indiferente de las autoridades.

Los que atraviesan a pie desde Los Laureles hasta Villa María deben hacerlo tomando como atajos las fincas cercanas a la zona, para no salir con los zapatos mojados por las aguas negras.

Desde hace un tiempo la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Santiago (Coraasan) mantiene colocados varios tubos y ya contrató una empresa para que sea corregida la problemática.

También en el residencial Villa María, la entidad acuífera trabaja de manera ininterrumpida para brindar una solución, mientras, recientemente los moradores de la Villa Olímpica, denunciaron los males que enfrentan por el desborde cloacal.