SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Residentes y comerciantes en los alrededores del histórico monumento Fuerte de la Concepción, demandaron de las autoridades intervenir el lugar para enfrentar las fechorías que dicen allí se cometen.

En ese sentido, pidieron establecer constante patrullaje policial en la zona para ayudar a regularizar que individuos utilicen la fortaleza como si de una letrina se tratara.

A cualquier hora del día individuos calificados como “palomos” utilizan este monumento también para actos sexuales en horas de la noche. La situación afecta a niños, adultos y turistas cuenta Roberto Núñez, quien dice tener nueve años viviendo en los alrededores de la fortaleza, ubicada frente al Parque Independencia.

Los comerciantes que trabajan en la parte trasera de este monumento criticaron que se les quiera responsabilizar por el hedor y las heces fecales que suelen ahuyentar a quienes por allí transitan.

Hicieron un llamado a las autoridades municipales para que tomen el control de la situación.

El monumento Fuerte de la Concepción fue construido en el 1678 para proteger la Ciudad Colonial, y con él comenzaron de nuevo los trabajos de construcción de las fortificaciones de la ciudad. Construido en piedra hasta los cañones, el parapeto se hizo en tapia y contaba con una rampa central de acceso muy amplia, gradas para soldados y garitas.